Hoy hablamos del periodo de tiempo en el que la mujer empieza a tener desarreglos hormonales para dar paso a una época tan bonita como puede ser la menopausia en la vida de la mujer, pero a la vez tan temida y secundada.

Este periodo conocido como perimenopausia es en el que se producen cambios en la menstruación y notando cambios en los periodos menstruales, estos cambios suelen ser alteraciones en la frecuencia, es decir si anteriormente era cada 28 días ahora esta se altera, pudiendo ser más o menos frecuente, modificándose esto hasta de un ciclo para otro, tener cambios en los días de duración de la misma, falta de algún ciclo o síntomas típicos de la menopausia.

Desde la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia nos hacen especial hincapié en consultar si el sangrado es anormal y te encuentras próxima a esta época o en la misma, ya que un sangrado vaginal irregular puede ser normal o no, así consultar a tu médico, ginecólogo o matrona cuando:

  • Sangrado vaginal más a menudo que cada tres semanas.
  • Sangrado menstrual abundante, excesivo.
  • Manchado entre reglas.
  • Cualquier sangrado vaginal un año después de la menopausia(incluso si es sólo una mancha de sangre).

Hay que saber que los síntomas en la menopausia van desde los sofocos, palpitaciones típicos del climaterio, a insomnio, disminución de la lubricación vaginal, etc.

A nivel nutricional nos afecta la disminución de la tasa metabólica basal (TMB), además de que se produce un aumento del porcentaje de materia grasa, acompañado de un “batiburrillo” hormonal y emocional, entre otras cosas.

Esta época por tanto me parece muy importante para prepararnos para la menopausia, es más deberíamos de hacer esta preparación del organismo a partir de los 30 años, cuidando nuestra alimentación, para así mantener nuestro peso y nuestro porcentaje de materia grasa dentro de normalidad, contribuyendo así a una oxidación menor y prevención de envejecimiento celular, que nos ayudará a disminuir las enfermedades asociadas al envejecimiento y que con la menopausia se ven favorecidas tales como la obesidad, patologías cardiovasculares etc.

Tu alimentación es importante para alcanzar el máximo pico óseo y mantenerlo el mayor tiempo posible, ya que a partir de los 30 años (varía en función del autor) aumenta la reabsorción ósea de calcio, produciéndose la mayor pérdida del mismo en la perimenopausia.

El calcio y la masa muscular activa (que contribuye al aumento y mantenimiento de la TMB, entre otras) cobran especial importancia, ayudamos desde una nutrición activa y óptima que aporte los macronutrientes (hidratos de carbono, proteínas y lípidos), micronutrientes, y fibra adecuados y un ejercicio físico también adecuado e hidratación.

Consúltame si tienes dudas sobre si tu alimentación es la adecuada.

Fuentes consultadas: AEEM

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *