Antes de Navidad, bueno podemos decir que desde noviembre se empiezan a preparar las
grandes superficies y comercios con sus campañas y spot publicitarios contenedores de la
máxima felicidad con el compartir de sus alimentos superfluos y bebidas espirituosas. Gran
momento de reencuentro eso sí, pero que las connotaciones emocionales no nos las pongan
los alimentos, si no las personas que nos acompañan, así que hay os lanzo mis consejos para
prepararos de cara a Navidad.

1. Haz una lista de la compra con lo que necesitas para casa, ya sea de alimentación o de
decoración, o una lista de la compra incluso con lo que quieres regalar, no hagas un “a
ver que es lo que veo”, te lo agradecerá por un lado tu bolsillo, por otro lado, tu
conciencia, y en el caso de la alimentación también tu salud.

Y es en estas fechas cuando incluso más necesitamos esta lista, ya que llegamos al
supermercado y nos encontramos con grandes estanterías con turrones, bombones,
alimentos superfluos cargados de emocionalidad, al igual que bebidas espirituosas que
poco más te conectan con la esencia de tu vida. Pues siento decirte, que eso no te lo
va a dar ningún alimento, sabemos que los azúcares simples, el chocolate, etc., tienen
una acción sobre nuestro cerebro a través del desencadenar una secuencia de
activación de neurotransmisores y endorfinas, pero esto al igual que viene se va. Es
decir, sólo tu eres la persona responsable de tu felicidad, así que ¿porque buscarla
fuera cuando eso me va a hacer que además tenga otras implicaciones para la salud y
no precisamente positivas?

Los que me conocéis en consulta sabéis que no me gustan los extremos, y con esto,
deciros que no es que no puedas tomarte un bombón en Navidades, que lo puedes
hacer, eso sí, de manera consciente, disfrutando del mismo y sin tomarte la caja
entera y sin remordimientos; de lo que hablo es de que no empieces a comerlos en
noviembre porque viene la Navidad.

2. Así que cuídate haciendo un menú saludable, como deberías de hacer el resto del año,
que esté adaptado a ti, a tus necesidades y a tu momento. Y en los días festivos, se
puede disfrutar haciéndolo mejor (continuará en el siguiente post). Planifica tu semana
alimentariamente hablando.

3. Hidrátate, es muy importante, no te hidrates a partir de bebidas alcohólicas, toma
agua en cantidad suficiente en tu día. Y hago hincapié en esto mismo ya que en estos
días estamos saliendo más y tendemos a consumir más alcohol del habitual, y siento
deciros que, si estás deshidratado o no, las bebidas alcohólicas no hidratan,
deshidratan.

4. Haz ejercicio físico, sal a andar, baila, muévete, todo esto ayudará a tu cuerpo y a tu
mente, ya hayas hecho un exceso o no, pero si tienes un hábito regular de ejercicio
físico o deporte, tu cuerpo tendrá la TMB (tasa metabólica basal) más elevada, de
modo que quemarás de manera normal más kilocalorías y eso te permite un menú
más denso.

 

Teresa Hernández

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *